crianza

Mi niño es el mejor

¿Por qué el hijo de la vecina del quinto duerme toda la noche y la hija del frutero nunca llora? Por no hablar de la señora del supermercado, que tuvo un parto y un postparto maravilloso y sin ninguna dificultad. Y oye, a Fulanita, su bebé se enganchó a la primera al pecho y ni dolor ni na de na.

Todo esto se me pasaban por la cabeza anoche, en uno de los múltiples despertares nocturnos de Martín y pensaba: ¡ Jolín !, pues menuda mala madre que soy, porque el mio llora cada vez que necesita algo, se enfada cuando no lo consigue y se despierta cada dos horas ( incluso a veces,  menos) casi todas las noches. Pero luego me puse a darle vueltas,y la idea de mala madre se esfumó, de puertas para afuera la gente no quiere mostrar lo que ellos consideran debilidad, pero no falla, todas estas personas cuya maternidad y paternidad de primeras es maravillosa y libre de dificultades, en cuanto hablas abiertamente de tu experiencia no tan buena y les haces ver que no les vas a juzgar, se abre la veda y, bueno si, al principio su bebé tampoco dormía toda la noche del tirón, los primeros días también tuvieron sus más y sus menos y a veces su hijo se enfada y patalea.

DSC_0122

No sé qué problema hay en decir las cosas como son, la maternidad es maravillosa, si, pero está llena de contratiempos y obstáculos, y no eres mejor ni peor madre/padre, por reconocerlos. Por mucho que me quiera vender la moto la vecina del quinto, lo habitual no es que un bebé duerma toda la noche del tirón ( que haberlos haylos, por supuesto) ni tampoco lo es que no llore nunca ( esto a parte de no ser habitual, no es sano ) Pero culturalmente, está mal visto hablar del dolor, del enojo, de la ira.. sobre todo cuando estas emociones están relacionas con la maternidad/paternidad.

Y el problema empieza desde abajo, si desde pequeños nos enseñan a reprimir nuestras emociones, a obviar y no hablar sobre las emociones “negativas, y a etiquetarnos de “buenos” o “malos” en función del grado o periodicidad de nuestros llantos, ¿cómo pretendemos “crear” adultos emocionalmente sanos? ¿Cómo pretendemos que en la edad adulta hablemos abiertamente sobre nuestros miedos, nuestras dificultades y nuestra frustración cuando somos padres? Todos tenemos rabietas, todos lloramos y todos nos enfadamos por nimiedades, si los adultos lo hacemos, ¿por qué no permitírselo a los niños/as sin juzgarles, ni manipularles?

hoy no he llorado

Estas personas que reprimen las emociones de los niños/as y que declaran, rotundamente además, que si un niño/a no tiene rabietas, no llora y no se revela es un niño buenísimo y que se porta fenomenal, son las mismas personas que se preguntan por qué su marido o mujer no le muestra cuánto la quiere, por qué no es empático/a y sensible y por qué no es capaz de afrontar los problemas.

Los bebés, son buenos por naturaleza, y no entienden de luchas de poder. No lloran por echarnos un pulso, lloran porque una necesidad no está siendo cubierta. Y cuando os sintáis culpables porque vuestro hijo/a aparentemente no es tan perfecto como el de la vecina del quinto, recordad que, como dice mi abuela, en todas partes cuecen habas.

¡Hasta la próxima!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s