Sin categoría

El llanto

¡Buenas noches familias!

Hoy os voy a escribir no tanto desde el punto de vista de madre (que también), sino desde el de Instructora de Aware Parenting o Educación consciente. Para quienes no conozcais este enfoque, se trata de una filosofía de crianza fundada por la doctora Aletha Solter, cuyos pilares fundamentales son:

  • Paternidad basada en el apego: mucho contacto físico, lactancia prolongada, parto natural…
  • Disciplina no punitiva: no castigos, no recompensas.
  • Curación del estrés y del trauma por medio de la risa, el juego y el llanto.

A lo largo de estos años en contacto con padres y madres, me he dado cuenta que uno de los temas más controvertidos y que más dudas genera en ellos, es el tema del llanto ¿ Debo ignorarlo ? ¿Intento distraerle? ¿Respondo a cada lágrima?

Vivimos en una sociedad en la que, en la mayoría de manuales de educación y crianza, los llantos y las rabietas, vienen catalogadas como malas conductas o conductas a eliminar, comparándolas incluso con robar, pegar o morder. Se suele recomendar ignorarlas, sin tener en cuenta los perjuicios emocionales e incluso físicos que eso conlleva ¿Cómo pretendemos “crear” adultos empáticos, sensibles y seguros de sí mismos, si desde que son bebés, reprimimos toda emoción considerada como “negativa”?

No quiero que se me malinterprete y quiero dejar claro que no es lo mismo dejar llorar, que permitir la manifestación de las emociones por medio del llanto. No se trata de dejar al niño o bebé llorar solo, al contrario, sino comprender su necesidad de desahogarse, acompañando y aceptando sus emociones, hablándole con amor o acariciándole, intentando verbalizar la situación (estás disgustado, ha sido un día duro…) pero sin reprimir su llanto.

Como dije en mi primer post, no quiero juzgar a nadie, y está claro que cada familia hace lo que cree mejor para con su hijo. Nosotros hemos decidido hacerlo así, permitir a Martín que llore si lo necesita y acompañarle en cualquier tipo de manifestación emocional. Nunca le hemos dicho: no llores que no pasa nada, ni le diremos, no llores que eres un niño mayor.

En nuestra casa todos somos libres de reír si queremos o de llorar si lo necesitamos.

Captura de pantalla 2016-01-02 a las 20.48.05

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s